Repetir de curso genera efectos negativos de autoestima, sociales y económicos, advierte estudio del CEPPE-UC

Repitencia

Investigación de Consuelo Béjares y Cristóbal Villalobos observa un círculo vicioso que afecta a los estudiantes más vulnerables y con dificultades de aprendizaje. En vez de recibir más ayuda, el sistema los aísla, y al repetir de curso se favorece la pérdida de autoestima, el aumento en las brechas de rendimiento académico y la deserción.

Los supuestos principales que subyacen a la práctica de dejar un estudiante repitiendo de curso es que si un niño no logra los aprendizajes mínimos en el plazo estipulado –es decir, el año académico- no debe avanzar hacia el siguiente nivel. Se cree que la repitencia permite a la escuela gestionar las diferencias de habilidades de los estudiantes, agrupando a estudiantes más homogéneos en términos de sus capacidades y reforzando así el conocimiento que no fue logrado anteriormente.

Sin embargo, una investigación del CEPPE UC advierte que la repitencia de curso genera efectos negativos a nivel individual, socioemocionales, académicos y económicos, entre los que se encuentran una baja autoestima (personal y académica), aumento de brechas de rendimiento en el largo plazo, deserción y altos costos de oportunidad individuales y sociales, que se ven reflejados en una menor calidad de vida y oportunidades laborales de menor demanda y remuneración.

Los resultados forman parte del estudio “Políticas de promoción y repitencia en Chile: recomendaciones desde una mirada comparada”, escrito por los investigadores del CEPPE Cristóbal Villalobos y Consuelo Béjares (ver estudio acá).

El estudio fue encargado por la Unidad de Currículum y Evaluación del MINEDUC y determina que los estudiantes vulnerables y con dificultades de aprendizaje son quienes quedan repitiendo de curso más frecuentemente, por lo que se genera un “verdadero círculo vicioso entre falta de oportunidades, inequidad social y educativa y efectos sociales y económicos de largo plazo”, explican los autores.

repitencia

-Cuando un alumno queda repitiendo, influyen factores sociodemográficos, académicos, socioemocionales y culturales. Y paradójicamente, los estudiantes vulnerables y con dificultades de aprendizaje son los más afectados por esta medida –observan.

En el caso chileno, la repitencia es una política instalada en el sistema educativo y está ligada a rendimiento académico y asistencia, tiene una aplicación masiva en términos comparativos y genera una alta reprobación especialmente en los cursos de transición de niveles, lo que aumenta las chances de deserción escolar y de trayectorias educativas no continuas, agregan los investigadores de la UC.

-La recomendación es que como país debemos flexibilizar los criterios de rendimiento y asistencia para la promoción escolar, ya sea en torno a sus requisitos, formas de implementación o consecuencias. Deberíamos generar una normativa que limite el uso de la repitencia en las escuelas, generando en cambio mecanismos para su disminución al interior de los establecimientos –explican.

“Esta investigación señala que dejar a un estudiante repitiendo genera muchos más resultados desfavorables que beneficios para la trayectoria del estudiante. Por ello, un desafío para las Facultades de Educación es potenciar la formación docente respecto a esta temática, reforzando las capacidades de manejo pedagógico en ambientes heterogéneos” proponen Consuelo Béjares y Cristóbal Villalobos.

Para este estudio, los investigadores del CEPPE realizaron un análisis comparativo de casos de 10 países: Chile, Alemania, España, Uruguay, Colombia, Finlandia, Costa Rica, Perú, Japón y Noruega.

Para revisar el estudio completo, haga doble clic aquí.

Texto: Francisco Zabaleta, CEPPE-UC