Expertos debatieron sobre usos, habilidades y derechos en Internet de niños y adolescentes chilenos

Magda thumbs

Debemos debatir sobre los derechos a acceder y participar y al mismo tiempo a ser guiados y protegidos en Internet de niños, niñas y adolescentes, plantearon los expertos del seminario “Desafíos de una Sociedad Digital”, cuya expositora principal fue la académica inglesa Sonia Livingstone.

La importancia de acompañar y guiar en vez de prohibir el uso de Internet de niños y adolescentes a Internet, fue una de las conclusiones a las que llegó el grupo de expertos en Tecnologías de la Información que asistió y debatió durante la conferencia internacional “Desafíos de una Sociedad Digital”, que fue organizado por la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y por CEPPE UC.

El evento tuvo como expositora principal a Sonia Livingstone, académica del London School of Economics, quien lideró el proyecto EU Kids Online, encargado por la Unión Europea para investigar los hábitos de los jóvenes europeos frente al computador, y que actualmente lidera también Global Kids Online, con el apoyo de UNICEF, proyecto del cual Kids Online Chile forma parte.

Uno de los invitados internacionales fue Alexander Barbosa, de Brasil, quien llamó a cerrar la brecha entre lo que la Academia investiga y lo que la política pública decide. “Existe una distancia entre la agenda de investigación de la Academia y la agenda política. Necesitamos que la política pública tome decisiones basada en evidencia y no en ideologías ni en intereses comerciales de la industria de la tecnología. Para ello, debemos generar datos que sean comparables a nivel internacional, como los de este estudio”, señaló.

Durante su presentación, la profesora Sonia Livingstone expuso sobre los derechos de los niños en la era digital, campo sobre el que indicó distinguía “paradojas presentes y promesas futuras”.

Magda 2

-En términos de la política pública, los niños son invisibles, no se los considera. Pero debemos recordar que 1 de cada 3 usuarios de Internet actuales tiene menos de 18 años. Los menores son un grupo muy mayoritario, pero invisible –comentó la experta.

Sonia Livingstone afirmó que en el mundo digital los niños siguen teniendo derechos, los mismos que la Convención de las Naciones Unidas reconoce. “¿Qué significan esos derechos en la era del Internet? Aún no los entendemos del todo, pero tienen derecho a informarse, a acceder a la tecnología, a desarrollarse y participar en la sociedad” resumió.

-A través de Internet, los niños están ejerciendo su derecho a la información, a la educación y la participación. Los niños y adolescentes tienen claros cuáles son sus derechos y necesidades en ambiente digital, y esperan que sus voces sean escuchadas –aseveró la investigadora inglesa-. No podemos tratarlos de manera distinta de cuando están en la escuela, cuando juegan en el parque, van al cine o se juntan con sus amigos- agregó.

-Internet continúa cambiando día a día. Cada vez que creemos que nos pusimos de acuerdo sobre una buena ley o norma, la tecnología nos vuelve a superar. Las relaciones con la sociedad civil, el gobierno, el mundo, continúa cambiando –señaló.

Sonia Livingstone se preguntó también a qué tipo de información tienen derecho los niños a acceder y consumir en Internet. “¿Cómo equilibramos estos derechos? ¿Con los padres, los profesores, la familia? Es parecido a andar en bicicleta. Podemos enseñarles las reglas, pero al final el resultado es imprevisible, y sólo depende del menor” afirmó.

-Los niños tienen también derecho a la privacidad, de maneras que a veces los adultos no entendemos del todo. Pero ellos mismos saben cuidarse mejor de lo que pensamos, y saben evitar a los hostigadores, evitan ver ponografía, no les gusta ver maltrato a animales ni que las personas se comporten de manera violenta. Nuestra meta es que los niños aprendan a ser resilientes, a que se auto adapten y que aprendan a cuidarse por sí mismos, tal como lo hacen en el mundo real –finalizó la experta.

Resultados nacionales

Durante la conferencia “Desafíos de una Sociedad Digital” también se dieron a conocer los resultados del estudio Kids Online Chile, realizado por la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso junto al Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación CEPPE de la Universidad Católica de Chile.

El investigador responsable del estudio es el profesor de la PUCV Patricio Cabello, y participaron como co-investigadoras Magdalena Claro (de CEPPE-UC), Daniela Lazcano (de la Escuela de Periodismo de la PUCV), Lorena Antezana (del Instituto de la Comunicación e Imagen –ICEI – de la Universidad de Chile), Tania Cabello-Hutt (CEPPE-UC) y Luis Maldonado (del Instituto de Sociología de la PUC).

Un hallazgo interesante de este estudio tiene que ver con la aprensión de los adultos con respecto a la información que niños y adolescentes comparten en la red. Contrario a lo que se pudiera pensar, las prácticas riesgosas son infrecuentes: un 85 por ciento jamás ha enviado fotos o videos, un 59 por ciento reporta que nunca ha tenido experiencias que los haya hecho sentir mal, mientras que un 36 por ciento ha tenido al menos una.

“Muchas de las prácticas que se consideran de manera anticipada, como compartir información con extraños, tiene una probabilidad de ocurrencia baja”, comentó Patricio Cabello.

Magda 3

Asimismo, otro hallazgo tiene que ver con que, si bien no hay diferencias a nivel socioeconómico en el tipo de cosas que se hacen en internet y la intensidad de las prácticas, sí la hay en cuanto a las habilidades. “Hay habilidades que aparecen bastante menos desarrolladas en niveles socioeconómicos bajos, y eso habla de desigualdades. Además muestra dos cosas: no solo cómo ellos auto reportan sus habilidades, sino la confianza y la capacidad que ven en sí mismo para hacerlo. Reducir la brecha no es repartir celulares ni computadores y conexiones a internet, sino generar las condiciones para que puedan desarrollar cosas significativas para sus vidas”, complementa.

Para Magdalena Claro, del CEPPE-UC, muchas veces se piensa que al haber mucho acceso a información, a tecnologías como smartphones, y a internet, las condiciones en ambiente digital son de mayor equidad. Sin embargo, investigaciones como ésta demuestran que las brechas se reproducen e incluso pueden aumentar, pues “si bien los niños y adolescentes están accediendo de forma creciente, la manera de hacerlo, a través de qué dispositivo, la calidad del acceso, y la habilidad para poder aprovecharlo, es influido por el capital económico y cultural de la familia”.

“Datos como estos también ponen en cuestión la idea de que el ambiente digital es más democrático. Cuando se entiende en profundidad, se puede ver que no necesariamente es así. Es un ambiente donde tú estás trabajando con mucha información, entonces poder orientarse ahí y ser crítico es complejo. Participar del mundo digital requiere habilidades cognitivas más complejas que antes, y el sistema escolar no necesariamente las está desarrollando”, añade.

Por lo mismo, resulta difícil determinar un perfil único de esta nueva generación de niños y adolescentes con acceso a Internet. Aunque hay prácticas similares, en términos de las actividades sociales, de entretención o aprendizaje que realizan, las variables que los diferencian en el ámbito offline también son determinantes en el uso de internet.

En este contexto, esta investigación muestra también que la mediación que pueden hacer los adultos, tanto padres como profesores es relevante para orientar el uso y aprovechamiento de estas tecnologías digitales por de las nuevas generaciones.

Texto: Francisco Zabaleta-CEPPE UC